hdpe-icon

HDPE

pvc-icon

PVC

pe-icon

PE

pp-icon

PP

eps-icon

EPS

pla.svg

PLA

Debido a su claridad y transparencia y a una barrera natural al CO2 , la resina PET es una de las más ampliamente utilizadas para fabricar envases. Con facilidad puede ser soplada para formar una botella o extruida en lámina, lo que la hace la resina elegida para muchas aplicaciones. El PET no tiene normalmente las propiedades para fabricar tapas, asas y aditamentos o etiquetas, por lo cual normalmente se utilizan otros polímeros para estos elementos, los cuales se añaden al envase de PET. Las propiedades del PET pueden ser mejoradas con colorantes, bloqueadores UV, barreras o secuestradores de oxígeno y otros aditivos. Cada modificación o adición al envase de PET básico debe ser ponderada en su efecto en la corriente de reciclado. Estos elementos deben de poder ser removidos económicamente del PET en el proceso típico de reciclado o bien ser compatible con el PET reciclado (RPET) en sus futuras aplicaciones. La densidad del PET es de 1.38 por lo que se hunde en el agua. Las tapas, etiquetas y aditamentos deben de estar hechos de materiales con una densidad menor a 1.0 para que floten en el agua y puedan ser separados fácilmente del PET.

PREFERIBLE

Las resina de PET y sus co-polímeros, las cuales tienen un punto de fusión cristalino entre 235 y 255°C son las preferidas.

Materiales con un punto de fusión más bajo o materiales no-cristalizados a menudo se tornan pegajosos en el secador previo a la extrusión en la planta de reciclado, porque el secador es operado a temperaturas correspondientes al PET y provocan que el material no fluya a lo largo del proceso. Los materiales de un punto de fusión más alto permanecen en estado sólido en el extrusor de la planta de reciclado y causan bloqueos en las mallas de producto fundido. Ambas condiciones afectan gravemente la operación de la planta de reciclado.

Resinas PET Bio Basadas

Resinas PET bio-basadas, en las cuales el MEG o el PTA son obtenidos de materiales biológicos tales como residuos de caña de azúcar, son totalmente compatibles con PET basado en el petróleo, en el proceso de reciclado. El PET bio-basado no debe de ser confundido con PET conteniendo aditivos bio o oxo-degradables.

Contenido de PET reciclado rPET.

El uso de PET post-consumo en todos los empaques es deseable hasta la cantidad máxima viable técnica y económicamente.

PERJUDICIALES.

Ninguna listada.

LOS HACEN NO-RECICLABLES.

Empaques en apariencia iguales, hechos de otras resinas no-compatibles en la corriente de PET recolectado. Estructuras de PET no-cristalinas con punto de fusión fuera del rango preferido.

REQUIERE PRUEBAS.

PRUEBA DEFINITIVA.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-01-critical-guidance.pdf

PREFERIBLE.

El PET transparente sin pigmentar es lo preferible.

El material incoloro tiene el valor más alto en el mercado porque tiene la mayor variedad de aplicaciones y usos. Este es el producto más rentable de procesar en un sistema de reciclado.

Los envases azul claro transparentes son preferibles.

El material de color azul claro es a menudo incluido con el material incoloro para que sirva como un agente que compense la desviación a color amarillo. Esto no solo incrementa el volumen de material a la corriente de más valor, sino que también mejora su calidad cuando es usado en cantidades limitadas. Normalmente también se puede agregar a la corriente de material verde con mínimo efecto negativo.

Los envases verde translúcido son preferibles.

El material verde representa un volumen importante en el mercado. En la estación de segregación, es separado y compactado junto con el PET incoloro y puede llegar a representar el 30% del peso total de la paca. El material verde se separa del incoloro por el reciclador el cual lo puede transformar en productos de valor agregado, o bien enviarlo a otro reciclador dedicado a procesar material verde. Su valor es solo menor al del material incoloro.

PERJUDICIALES.

Botellas de colores opacos y blancas.

Las botellas de color que no son translúcidas pueden contener pigmentos que causan contaminación en la corriente de PET. Los colorantes utilizados para hacer una botella de PET blanca, no se pueden separar de la resina y, se mezclan con botellas transparentes y de otros colores cuando las pellets de RPET son extruidas. El resultado es un RPET de color indeseable y bajo valor. Botellas de otros colores opacos también tienen un limitado valor en el mercado, ya que no pueden ser incluidas con la corriente de botellas transparentes y, el costo de separarlas para formar un a paca diferente, normalmente es mayor que la ganancia en su valor.

Botellas translúcidas, que no sean verde claro o azul claro.

Otros colores son usados para hacer botellas de PET translúcidas de color, para bebidas especiales, suplementos, cuidado personal y productos automotrices. Éstas pueden ser segregadas y procesadas para hacer productos de bajo valor como fibra de color obscuro o productos laminados.

REQUIERE PRUEBAS

El negro y colores obscuros con valores L menores a 40 o reflectancia al Cercano Infrarrojo (NIR) menor o igual a 10%.

Históricamente, los empaques de color negro no eran detectables como PET en equipos de NIR, por lo que virtualmente todos terminaban en la corriente de desecho. Innovaciones recientes, tanto en los colorantes negros como en la tecnología de clasificación, han abierto la posibilidad de envases de PET que puedan ser segregados automáticamente. Sin embargo, el mercado para productos de PET negros, sigue siendo limitado, como se explicó anteriormente. Por lo tanto los resultados de pruebas son hacia productos perjudiciales o no reciclables, hasta este momento.

Colorantes que pueden ser detectados y separados están disponibles comercialmente. Las compañías que estén considerando usar dichos colorantes y, no estén seguros de la compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a sus proveedores que presenten resultados de la pruebas de APR. Como se anotó anteriormente, un empaque puede cumplir con las especificaciones técnicas para ser detectado y separado, pero puede aun así considerarse no-reciclable debido a la falta de mercados para el producto reciclado.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-SORT-B-01-NIR-sortation-protocol.pdf

PREFERIBLE.

Objetos de forma más tri-dimensional que bi-dimensional

El tamaño y la forma son parámetros críticos para la separación de las botellas, y esto debe ser tomado en cuenta al diseñar los empaques para que puedan ser reciclados. El proceso de clasificación automatizado empieza separando por tamaño y la forma y luego en el tipo de material. Las mallas dirigen al papel y elementos ligeros bidimensionales similares a una corriente; las botellas y artículos más pesados tridimensionales en van a otra corriente; mientras que los pedazos de vidrio y artículos más pequeños pero pesados, se dejan caer por gravedad en otra corriente más, la cual puede o no pasar por una selección adicional.

Objetos de volumen menor a 7.5 litros

Los elementos grandes y voluminosos, son típicamente separados manualmente al inicio del proceso de separación en la planta. Estos equipos automáticos no pueden aceptar envases de mayor tamaño por lo que son separados manualmente

Objetos que claramente miden más de 5 centímetros en dos dimensiones.

Este límite está basado en la medida estándar de las mallas de transporte y separación de las plantas automatizadas, pero se puede probar específicamente la facilidad de que sean detectados y segregados.

PERJUDICIAL

Objetos con un volumen mayor a 7.5 litros

Los elementos grandes y voluminosos deben ser separados manualmente antes de iniciar el proceso automático. . El riesgo es que los objetos separados se mezclen con los objetos más voluminosos que mayormente son de polietileno, no serán reciclados o habrá una gran pérdida de valor.

REQUIERE PRUEBAS.

Objetos más bien bi-dimensionales que tri-dimensionales.

En los sistemas automáticos los objetos esféricos, cilíndricos o cúbicos, son más fáciles de separar mientras que los que son más bien planos se pierden.

Además de que no son capturados en la corriente de plásticos, causan contaminación en la corriente de papel. Estos objetos deben de tener una profundidad mínima de 5 cms (2 pulgadas) de manera que se cree una forma tridimensional para su separación adecuada. Esta situación es independiente del tipo de polímero.

La APR promueve y anticipa que se tendrán desarrollos en el diseño de las estaciones de segregación y en la tecnología para mejorar la captura y recuperación de plásticos delgados; sin embargo, en este momento la tecnología para segregarlos no existe o no ha sido implementada en la mayoría de las plantas separadoras. La malla estándar de la industria deja pasar material menor a los 7.5 cms hacia una corriente de materiales no plásticos, causando contaminación a esta corriente, o bien va directamente al residuo. Estos objetos pequeños son pérdida para la corriente de materiales plásticos. Es posible que algunos envases pequeños pasen junto con otros objetos mayores cuando las mallas están cubiertas por películas plásticas o bien están saturadas por operar por arriba de su capacidad de diseño. El estar cubiertas por películas reduce el tamaño efectivo de las mallas y el operarlas por arriba de su capacidad, crea un colchón de objetos grandes entre los cuales los objetos pequeños 9 Traducción al español: ECOCE, A. C. www.ecoce.mx www.plasticsrecycling.org viajan. Las guías de diseño recomiendan el uso de mallas libres de película y operando a su capacidad de diseño para la determinación de la categoría de reciclabilidad. La APR promueve y anticipa el desarrollo de tecnología para mejorar el proceso de recuperación de envases pequeños pero en la actualidad estos objetos no son recuperados. Objetos de un volumen mayor a 7.5 litros (2 galones) son perjudiciales para el reciclado. La maquinaria para reciclado, en particular el equipo automático de selección, no es lo suficientemente grande para aceptar envases mayores a 7.5 litros (2 galones). Los envases tan grandes se atoran en el sistema. La mayoría de las plantas de selección emplean separación manual antes de la línea automatizada para sacar los envases muy voluminosos. Estos objetos son recuperados en una corriente de envases rígidos voluminosos que son vendidos y procesados como polietileno, dado que la gran mayoría de los rígidos voluminosos son fabricados con este polímero. Otros polímeros afectan negativamente o son perdidos en el procesado de polietileno.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-SORT-B-02-size-sortation-protocol.pdf

PREFERIBLE

Tapas sin liners, hechas con polímeros de densidad menor

Tapas sin liners son las preferibles. Debido a su tamaño y espesor, la mayoría de los liners se pierden durante el proceso de reciclado, disminuyendo ligeramente el rendimiento. Las tapas sin liner, no presentan esta merma. Los liners para tapas hechos de alcohol etil-vinílico (EVA) o de elastómero termoplástico (TPE) son preferibles. Tanto el EVA como el TPE flotan en el agua y pueden ser separados en el proceso de reciclado, junto con el polietileno y el polipropileno. Dado que el EVA y el TPE son compatibles con estos polímeros y, de hecho mejoran sus propiedades, son preferibles.

La densidad del PET es de 1.38 y por lo tanto se hunde en el agua. Debido a que estos otros polímeros flotan, se separan de la hojuela de PET con gran facilidad en sistemas convencionales de separación. Además, el proceso de reciclado de PET captura las partes de polietileno y polipropileno que flotan creándose una corriente adicional de producto susceptible de ser vendido. Debe tenerse cuidado en caso de modificar las piezas de polietileno o polipropileno asegurándose de que el aditivo o cargas minerales no incremente la densidad total, hasta el punto de que la pieza no flote.

Tapas junto con liners hechos con polímeros con densidad < 1.0 que flotan en agua (específicamente tapas de PE & PP; liners de PE espumado, EVA y TPE)

Sellos de seguridad de película encogible de polímeros con densidad < 1 que flotan en agua.

Debido a que estos otros polímeros flotan, se separan de la hojuela de PET con gran facilidad en sistemas convencionales de separación. Debe tenerse cuidado en caso de modificar las piezas de polietileno o polipropileno asegurándose de que el aditivo o cargas minerales no incremente la densidad total, hasta el punto de que la pieza no flote.

Sellos de seguridad de película encogible diseñados para ser completamente removidos antes de que se abra el empaque.

Independientemente del material, los sellos cuyo diseño requiere que sean completamente removidos por el consumidor, son los preferidos ya que el material no entrará a la corriente y proceso de reciclado.

PERJUDICIAL

Liners de tapas que están compuestos de papel y aluminio

Estos materiales contaminan el agua de lavado, incrementan el costo de disposición del agua residual o se quedarán pegados al material de la tapa, o al borde de la botella de PET reduciendo su calidad y el valor del producto final.

Tapas y sellos de seguridad de película encogible hechos con polímeros con densidad >1 que se hunden en el agua (específicamente PS, silicona, nylon, acetal y termofijos).

La densidad del PET es de 1.38 por lo que se hunde en el agua. El Poliestireno, silicón, nylon, acetal y plásticos termofijos son plásticos que normalmente se hundirán en el tanque de flotación de PET por lo que son perjudiciales en el reciclado de PET, Los plásticos que se hunden junto con el PET y no son removidos, causan contaminación en el producto final.

LOS HACEN NO-RECICLABLES.

PVC

El uso de tapas o liners de PVC convierten al empaque en no-reciclable según la APR. El PVC se hunde en el agua y extremadamente difícil de removerlo en el reciclado, especialmente en partículas pequeñas. La corriente de PET reciclado es intolerante aún de cantidades minúsculas de PVC.

REQUIERE PRUEBAS.

Tapas o tapones con componentes metálicos

Los contaminantes metálicos son altamente indeseables en el PET reciclado. Los metales además causan desgaste en la maquinaria de proceso, incrementan los costos de operación y pérdida de rendimiento y, son la principal fuente de defectos en productos hechos con PET reciclado. Las plantas de separación y los recicladores de PET utilizan trampas magnéticas, separadores de corriente Eddy y detectores de metales para sacar los empaques con componentes metálicos de la corriente de producto a reciclar. Los componentes metálicos tales como tapas o tapones que disparan los detectores de metales, provocan que el artículo de plástico completo sea separado de la corriente y no sea reciclado. Cuando más, evaluaciones en cuanto a la facilidad de separarlo, lo convertiría en Perjudicial para el Reciclado.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-SORT-B-03-metal-sort-protocol.pdf

PREFERIBLE

Polímeros con densidad < 1.0 que flotan en el agua (específicamente PE&PP; liners de espuma de PE, EVA y TPE)

La densidad del PET es de 1.38 y por lo tanto se hunde en el agua. Debido a que estos otros polímeros flotan, se separan de la hojuela de PET con gran facilidad en sistemas convencionales de separación. Además, el proceso de reciclado de PET captura las partes de polietileno y polipropileno que flotan creándose una corriente adicional de producto susceptible de ser vendido. Debe tenerse cuidado en caso de modificar las piezas de polietileno o polipropileno asegurándose de que el aditivo o cargas minerales no incremente la densidad total, hasta el punto de que la pieza no flote.

PERJUDICIAL

Ninguno listado

LOS HACEN NO-RECICLABLES.

PVC

El uso de PVC en dispensadores de aerosol o bombas, hacen que el empaque se considere como no-reciclable por la APR. . El PVC se hunde en el agua y extremadamente difícil de removerlo en el reciclado, especialmente en partículas pequeñas. La corriente de PET reciclado es intolerante aún de cantidades minúsculas de PVC.

REQUIERE PRUEBAS.

Válvulas que contienen silicón (la densidad y flotabilidad varían)

Las válvulas de una vía (check) en dispensadores de aerosol o bombas pueden estar hechas de silicón como una alternativa a las válvulas metálicas. Mientras que en general se prefieren los polímeros sobre los metales, la composición de una parte hecha de silicón puede hacerla incompatible con el reciclado. Deberán flotar en el agua en un tanque de separación por flotación o bien ser compatibles con el PET, si se hunden. Las compañías que estén considerando el uso de tales componente y no están seguros sobre la compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a sus proveedores que les proporcionen los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA DE SELECCIÓN PREVIA.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-05-sink-float-screening.pdf

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

Válvulas o resortes de metal

Los contaminantes metálicos son altamente indeseables en el PET reciclado. Los metales además causan desgaste en la maquinaria de proceso, incrementan los costos de operación y pérdida de rendimiento y, son la principal fuente de defectos en productos hechos con PET reciclado. Las plantas de separación y los recicladores de PET utilizan trampas magnéticas, separadores de corriente Eddy y detectores de metales para sacar los empaques con componentes metálicos de la corriente de producto a reciclar. Los componentes metálicos tales como tapas o tapones que disparan los detectores de metales, provocan que el artículo de plástico completo sea separado de la corriente y no sea reciclado. Cuando más, evaluaciones en cuanto a la facilidad de separarlo, lo convertiría en Perjudicial para el Reciclado.

PRUEBA BENCHMARK.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-SORT-B-03-metal-sort-protocol.pdf

La selección de una etiqueta debe ser hecha con cuidado para encontrar la solución más compatible con el proceso de reciclado y que también cumpla con las características y desempeño deseados. Como mínimo, las etiquetas deben ser diseñadas para que el equipo de selección y separación de NIR (cercano infrarrojo) pueda identificar al polímero de la botella aún con la etiqueta puesta y, si las etiquetas deben utilizar adhesivos, que se desprendan de la botella. El remover adhesivos es un componente significativo del costo de reciclar por lo que los empaques que usan los adhesivos de la menor calidad que cumpla con su función, son los más compatibles.

La APR proporciona una revisión de etiquetas y su compatibilidad con diferentes etapas del proceso de reciclado en la Tabla Compendio de Etiquetas. Todas las etiquetas deberán cumplir con los lineamientos de cobertura y compatibilidad, y ser evaluadas en los casos en los que esto no esté claro.

Ayuda adicional para seleccionar etiquetas puede ser encontrada en los siguientes Recursos y Documentos:

Etiquetas de presión para envases de PET

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-RES-LBL-1-ps-label-resource.pdf

Etiquetas de manga termo-encogibles para envases de PET

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-RES-LBL-2-shrink-label-resource.pdf

PREFERIBLE

Etiquetas de polímeros con una densidad < 1.0 que flotan en el agua, específicamente PE&PP

La densidad del PET es de 1.38 y por lo tanto se hunde en el agua. Debido a que estos otros polímeros flotan, se separan de la hojuela de PET con gran facilidad en el tanque de flotación junto con las tapas. Ya que en general se trata del mismo polímero que la mayoría de las tapas, no contaminan ni devalúan esta corriente. Debe tenerse cuidado en caso de modificar el material de la etiquetas asegurándose de que el aditivo o cargas minerales no incremente la densidad total más allá de 1.0

Etiquetas de manga de cuerpo entero que han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica de APR

Varias compañías han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica de la APR para etiquetas de manga de cuerpo entero. Para que cualquiera de estos materiales sean considerados Diseño Preferible, el producto en específico debe haber sido evaluado y considerado Preferible, en base a los resultados de la prueba. Existen suficientes datos para determinar si una etiqueta de cuerpo entero puede ser compatible con el reciclado de PET y, la APR ofrece los métodos de prueba para verificar esto.

Etiquetas que no cubren totalmente la pared lateral de la botella

Se ha comprobado que para la separación en equipos de Cercano Infrarrojo (NIR) que una etiqueta que cubra mayormente el cuerpo de la botella, puede causar una lectura falsa en un separador automático y enviar una botella de PET a una corriente de otro material, donde se pierde del proceso. No existe una guía específica sobre la cantidad de superficie que puede estar cubierta, para separación por NIR hasta ahora. (Ver Requiere Pruebas aquí abajo).

Para una separación correcta por color en la planta del reciclador, las pruebas han demostrado que las etiquetas que cubren gran parte de la superficie pueden impedir la separación adecuada de botellas transparentes a la corriente apropiada. Un separador de color automático debe ser capaz de detectar una botella de PET transparente debajo de una etiqueta impresa y separarla adecuadamente a la corriente de botellas de PET transparentes y no de color.

Guía de preferencia de cobertura por etiquetas para separación por color.

  • Para botellas de 550 ml o menos, cubrir no más del 55% de la superficie de la botella con la etiqueta
  • Para botellas de más de 550 ml, cubrir no más del 70% de la superficie de la botella con la etiqueta

El porcentaje del área cubierta con la etiqueta se calcula con el área de la etiqueta dividida por el área superficial de la botella, sin incluir el cuello, rosca (finish) o superficie de la base.

Las botellas etiquetadas que sobrepasan la guía anterior, pueden ser evaluadas por medio de la Evaluación del Potencial de Separación por Color de Artículos Etiquetados (NOTA: documento de prueba en proceso de desarrollo).

PERJUDICIAL

Etiquetas de Papel

El proceso de reciclado de PET comprende un lavado cáustico caliente que remueve los adhesivos y otros componentes de las etiquetas. Este paso del proceso hace que el papel se convierta en una pulpa la cual es muy difícil de filtrar del líquido, lo cual añade una carga adicional significativa a los sistemas de filtrado y tratamiento de aguas. Algunas de las fibras de papel individuales pequeñas se pueden quedar pegadas a la hojuela de PET y, se carbonizan cuando el material es extruido, provocando una degradación inaceptable de la calidad. Las etiquetas de papel que no se convierten en pulpa, resisten el baño cáustico se hunden en el tanque de separación por flotación, con lo que causan contaminación a la hojuela de PET.

Polímeros con densidad >1.0 excepto PVC y PLA

La densidad del PET es de 1.38 por lo que se hunde en el agua. EL reciclador depende de un tanque de separación por flotación, para separar al PET de otros materiales. Los componentes de etiquetas que se hunden junto con el PET, terminan en la corriente de PET como contaminantes. El PVC y PLA son inaceptables en cualquier cantidad.

LOS HACEN NO-RECICLABLES

PVC y PLA

Ambos materiales son extremadamente difíciles de separar en el proceso de reciclado debido a lo similares que son en densidad con el PET, lo cual hace que se hundan junto con el PET en el tanque de flotación. Ambos causan una severa degradación en la calidad de la corriente de PET, aun en cantidades muy pequeñas.

REQUIERE PRUEBAS

Etiquetas de sustratos laminados

Las etiquetas que se rompen en pedazos pequeños y delgados son más difíciles de manejar en el proceso de reciclado, porque se comportan de manera errática en el tanque de separación por flotación. Por ello, son preferidas las etiquetas que permanecen intactas. El arrastre de etiquetas delaminadas hacia la corriente de PET, resultan en contaminación de la hojuela.

Para que cualquiera de estos materiales pueda ser considerado como Preferible, el material en específico debe haber sido evaluado y demostrar ser Preferible en base a los resultados. Si estos materiales no han sido evaluados, se consideran Perjudiciales al Reciclado. Solo las pruebas determinarán la categoría apropiada.

Las empresas que estén considerando usar tales materiales y no estén seguras de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a sus proveedores que les proporcionen los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA DEFINITIVA.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-01-critical-guidance.pdf

Etiquetas de manga de cuerpo entero

Existe bastante información sobre la facilidad de separación y compatibilidad con el reciclado de etiquetas de manga de cuerpo completo, tal como se describe en la sección Resource Documents de la APR. Varias diferentes tecnologías para este tipo de etiquetas han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica. Para innovaciones o diseños nuevos, de estas etiquetas, una evaluación determinará la categoría apropiada.

Las etiquetas de manga de cuerpo entero deben ser evaluadas por superficie cubierta y para su compatibilidad con el reciclado de PET:

Área Superficial

Algunas etiquetas de manga, cubren una gran parte de la superficie de la botella, con un polímero que no es el mismo del cuerpo de la botella. Por ello la etiqueta puede causar una lectura errónea en un seleccionador automático de NIR y enviar la botella de PET a otra corriente de material y se pierda en el proceso. Las etiquetas que cubren una gran proporción de la superficie de la botella, puede además interferir con la detección del color de una botella de PET. Los separadores por color automatizados deben de poder detectar una botella de PET transparente debajo de una etiqueta impresa y separada correctamente hacia la corriente de botella transparentes y no a la de color. Si una botella se pierde en la separación de NIR por tipo de resina o, en la separación de color, se convierte en no-reciclable, al enviarse a los residuos.

Las evaluaciones han demostrado que las mejores prácticas recomiendan:

  • Para envases de 550 ml o menos, cubrir no más del 55% del área superficial con la etiqueta
  • Para envases mayores a 550 ml, cubrir no más del 70% de la superficie con la etiqueta.

Si su diseño queda fuera de los lineamientos anteriores de mejores prácticas, la botella etiquetada debe ser evaluada usando la prueba de potencial de separación con NIR y la prueba APR de potencial de separación por color para envases etiquetados, próxima a ser publicada.

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-SORT-B-01-NIR-sortation-protocol.pdf

Compatibilidad

Algunos materiales de etiquetas tienen densidad >1.0 y, por lo tanto se hunden en el tanque de flotación y se van con la hojuela de PET. Este material no puede ser removido en el proceso de reciclado y puede contaminar el RPET producido o no ser compatible con el PET.

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-05-sink-float-screening.pdf

PRUEBA DEFINITIVA.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

Lámina de metal, metalizada o etiquetas metálicas impresas

El equipo de clasificación en el proceso de reciclado está diseñado para detectar y eliminar el metal de la corriente de PET. Etiquetas metalizadas, aun cuando sean muy delgadas pueden ser identificadas como metal por el equipo y pueden causar que toda la botella sea rechazada como residuo, bajando el rendimiento. Si no son detectados los metales se siguen con el PET en el proceso y causan problemas de contaminación en el RPET.

Si una botella se pierde en el proceso de clasificación, se considera no-reciclable y no entra al proceso y es descartada como merma. Si una botella pasa por la clasificación, se caracteriza como Perjudicial debido a la contaminación al PET que provoca por el residuo metálico.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-SORT-B-03-metal-sort-protocol.pdf

Etiquetas de Poliestireno

La densidad del PET es de 1.38 por lo que se hunde en el agua. El Poliestireno tiene una densidad >1.0, o sea que también se hunde en el agua y se queda con el PET en el tanque de separación por flotación. No es compatible con el PET y puede causar serios problemas de procesado y en la aplicación final. Sin embargo, el Poliestireno Expandido (EPS) flota y puede ser separado del PET.

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-05-sink-float-screening.pdf

Estructuras de etiquetas que se hunden en el agua debido al sustrato seleccionado, tinta, decoración, recubrimientos o capa superior.

La densidad del PET es de 1.38 por lo que se hunde en el agua. Los recicladores dependen del sistema de separación por flotación para separar los materiales que no son PET. Los componentes de etiquetas que se hunden junto con el PET terminan como contaminantes del RPET.

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-05-sink-float-screening.pdf

PRUEBA DEFINITIVA.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

PREFERIBLE

Adhesivos hot-melt estándar

Los recicladores no han identificado que los adhesivos hot-melt estándar utilizados en las etiquetas, sean incompatibles con su proceso, o con la calidad de su producto.

Adhesivos para etiquetas que han recibido de APR el Reconocimiento de Guía Crítica

Varias empresas han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica de APR para adhesivos para etiquetas en botellas de PET. Existen muchos datos para determinar si un adhesivo de etiqueta puede ser compatible con el reciclado de PET y, la APR ofrece métodos de prueba para poder verificarlo.

PERJUDICIAL

Ninguno identificado

LOS HACEN NO-RECICLABLES

Ninguno identificado

REQUIERE PRUEBAS

Adhesivos para etiquetas, que no pueden ser removidos totalmente del PET

Los adhesivos que se separan totalmente del PET en el lavado y permanecen adheridos a la etiqueta, son Preferibles. Un adhesivo para etiquetas que no es removido del PET, o que se re-deposita en el PET durante la etapa de lavado, es una fuente de contaminación y alteración del color, al reciclar el PET. En casos extremos una etiqueta junto con el adhesivo no pueden ser separados del envase y, hacen a éste no-reciclable.

Para que un adhesivo de etiquetas pueda ser considerado Preferible, debe haber sido específicamente evaluado y demostrar que es Preferible, en base a los resultados de la pruebas. Si estos envases no pueden ser evaluados, son considerados como Perjudiciales para el reciclado. Las pruebas son las que determinan la categoría apropiada.

Adhesivos para etiquetas removibles, que han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica están disponibles comercialmente. Se invita a las empresas que han desarrollado nuevos adhesivos, que busquen obtener el Reconocimiento de Guía Crítica para estos nuevos materiales.

Las compañías que estén considerando utilizar dichos materiales nuevos y no están seguros de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a su proveedor que proporcione los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-B-02-benchmark.pdf

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

Adhesivos de presión de co-polímero acrílico

Para que este tipo de adhesivos puedan ser considerados como Preferibles, el producto específico deberá haber sido evaluado y considerado Preferible en base a los resultados de las pruebas. Si estos productos no han sido evaluados, se les considera Perjudiciales para el reciclado. Solo las pruebas determinarán la categoría apropiada.

Los adhesivos para etiquetas que han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica están disponibles comercialmente. Se invita a las empresas que han desarrollado nuevos adhesivos, que busquen obtener el Reconocimiento de Guía Crítica para estos nuevos materiales.

Las compañías que estén considerando utilizar dichos materiales nuevos y no están seguros de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a su proveedor que proporcione los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-B-02-benchmark.pdf

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

Etiquetas y adhesivos aplicables a presión.

Las etiquetas aplicables a presión generalmente necesitan una cobertura total del adhesivo, que es mayor a la requerida por otros métodos típicos de etiquetado. Esto remarca la importancia de la compatibilidad del tipo de adhesivo con el proceso de reciclado. Los adhesivos resistentes al lavado en el proceso de reciclado, hacen que la etiqueta permanezca adherida al PET y se convierten en contaminantes en el producto final. Las compañías que estén considerando utilizar dichos materiales nuevos y no están seguros de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a su proveedor que proporcione los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-B-02-benchmark.pdf

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

PREFERIBLE

Tintas para etiquetas que han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica de APR

Varias compañías han recibido de APR el Reconocimiento de Guía Crítica para tintas de etiquetas para botellas de PET. Existe una buena cantidad de datos disponibles para determinar si la tinta de una etiqueta puede ser compatible con el reciclado de PET. La APR ofrece métodos de prueba para verificarlo.

PERJUDICIAL

Ninguno identificado

LOS HACEN NO-RECICLABLES

Ninguno identificado

REQUIERE PRUEBAS

Impresión directa, excepto por los códigos de producción

Históricamente, las tintas utilizadas en impresión directa tienden a deslavarse y alterar el color del PET durante el proceso de reciclado o introducen contaminantes incompatibles, que reducen el valor del RPET. La tinta específica debe de ser probada para determinar su efecto.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-B-02-benchmark.pdf

PRUEBA DEFINITIVA.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

Tintas que puedan manchar las hojuelas de PET en el proceso de lavado

Algunas tintas se deslavan en el proceso de reciclado y, esa tinta de color se re-deposita en la hojuela de PET suspendida en el agua de lavado. La alteración de color del PET debido a esto, disminuye de manera importante el valor del material reciclado.

Para que estas tintas de etiquetas puedan ser consideradas como Preferibles, el producto específico debe de haber sido evaluado y determinado como Preferible en base a los resultados de las pruebas. Si estos productos no han sido evaluados, son considerados Perjudiciales para el reciclado. Solo las pruebas determinarán la categoría apropiada.

Tintas para etiquetas que no manchan el PET y que han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica están disponibles comercialmente. Las compañías que estén considerando utilizar dichos materiales nuevos y no están seguros de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a su proveedor que proporcione los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-B-02-benchmark.pdf

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-02-critical-guidance.pdf

Las capas de barrera, recubrimientos y otros aditivos, son adiciones importantes a los envases de PET para mejorar las propiedades del PET. A diferencia de las tapas o etiquetas, no se puede determinar a simple vista si estas adiciones son problemáticas, o potencialmente problemáticas para el reciclado. Por lo cual, hacer pruebas es particularmente importante. Mientras que varios materiales han sido evaluados y recibido el Reconocimiento de Guía Crítica, su penetración en el mercado es todavía limitado y, el potencial alcance y rango de nuevas tecnologías para el mejoramiento de la barrera es desconocido. APR invita a las compañías a utilizar tecnologías Preferibles, disponibles comercialmente, que hayan sido probadas y, a la vez promueve la innovación en el desarrollo y evaluación de nuevas tecnologías de barrera.

MATERIALES DE BARRERA Y ADITIVOS PARA LA PROTECCIÓN DEL PRODUCTO CONTENIDO.

PREFERIBLE

Materiales de barrera o aditivos para la producción del producto que han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica de APR

Una compañía ha recibido el Reconocimiento de Guía Crítica de la APR para una marca de recubrimiento de óxido de silicio para botellas de PET. Una compañía ha recibido el Reconocimiento de Guía Crítica para un aditivo atrapador de oxígeno para botellas de PET. Para que cualquiera de estos materiales sean considerados como Preferibles, el envase específico debe ser probado y caracterizado como Preferible en base a los resultados de las pruebas.

PERJUDICIAL

Nylon

Las capas de barrera de Nylon no son eliminadas en el proceso de reciclado de PET. La presencia de Nylon causa desviación de color en la hojuela de PET, reduciendo el valor del RPET producido. El tratar de compensar por la presencia de Nylon usando colorantes adicionales, simplemente incrementa los costos y añade otros contaminantes potenciales al proceso de reciclado.

Materiales de barrera no evaluados o aditivos para la producción del producto contenido.

Materiales de barrera y otros aditivos que no han sido evaluados mediante los protocolos de prueba de la APR son clasificados como Perjudiciales debido a la falta de datos sobre su impacto en el costo, productividad y calidad del PET en el proceso de reciclado. Las compañías deben hacer las pruebas explicadas adelante.

REQUIERE PRUEBAS

Materiales de barrera o aditivos para la protección del producto contenido.

Para que cualquiera de estos materiales pueda ser considerado como Preferible, el envase específico debe de haber sido evaluado y considerado Preferible en base a los resultados de pruebas. Si estos envases no han sido evaluados, se les considerará como Perjudiciales para el reciclado. Las pruebas determinarán la categoría correspondiente.

Un recubrimiento de óxido de silicio que ha recibido el Reconocimiento de Guías Crítica está disponible comercialmente. Un aditivo atrapador de oxígeno que ha recibido el Reconocimiento de Guía Crítica, también está disponible comercialmente.

Se invita a las empresas que han desarrollado nuevos materiales de barrera, que busquen obtener el Reconocimiento de Guía Crítica para estos nuevos materiales.

Las compañías que estén considerando utilizar dichos materiales de barrera nuevos y no están seguros de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a su proveedor que proporcione los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-03-heat-history-discolor-screening.pdf

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-01-critical-guidance.pdf

OTROS ADITIVOS.

PREFERIBLE

Aditivos para acelerar el calentamiento que han recibido el Reconocimiento de Guía Crítica de la APR.

Una compañía ha recibido el Reconocimiento de Guía Crítica para una marca de aditivo para acelerar el calentamiento de botellas de PET. Para que estos materiales puedan ser considerados como Preferibles, el envase específico deberá haber sido evaluado y considerado Preferible en base a los resultados de las pruebas.

PERJUDICIAL

Abrillantadores ópticos

Los abrillantadores ópticos no son separados del PET en el proceso de reciclado y una cantidad residual puede provocar una fluorescencia inaceptable en la resina de PET en su aplicación subsecuente. El impacto negativo en el valor y calidad del RPET no es detectable sino hasta avanzado el proceso de reciclado.

Otros aditivos no evaluados

Barreras y otros aditivo que no han sido evaluados mediante los protocolos de prueba de APR son clasificados como Perjudiciales para el reciclado debido a la falta de datos y el impacto en el costo, la productividad y la calidad del proceso de reciclado de PET. Colorantes, aditivos para acelerar el calentamiento y aditivos degradantes son de especial preocupación para los recicladores. Las compañías deberán realizar pruebas tal como se describe más adelante.

LOS HACEN NO-RECICLABLES

Ninguno identificado

REQUIERE PRUEBAS.

Colorantes.

Para que cualquiera de estos materiales puedan ser considerados como Preferibles, el envase específico debe haber sido evaluado y considerado Preferible, en base a los resultados de las pruebas. Los colorantes que han sido evaluados y considerados estables térmicamente son Preferibles. Si estos envases no han sido evaluados, son considerados como Perjudiciales para el reciclado. Una evaluación determinará la categoría apropiada. Las compañías que están considerando utilizar dichos materiales y no están seguros de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a su proveedor que proporcione los resultados de las pruebas de APR:

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-03-heat-history-discolor-screening.pdf

PRUEBA DEFINITIVA.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-01-critical-guidance.pdf

Aditivos para acelerar el calentamiento

Los aditivos para acelerar el calentamiento pueden volver a la hojuela de PET oscura o amarillenta, reduciendo así el valor y la aceptación en el mercado del RPET producido. El impacto puede ser verificado mediante pruebas.

Para que cualquiera de estos materiales sea considerado Preferible, el envase específico debe de haber sido evaluado y considerado Preferible. Si estos envases no han sido evaluados, se les considera Perjudiciales para el reciclado. Una evaluación determinará la categoría apropiada.

Un aditivo para acelerar el calentamiento que ha recibido el Reconocimiento de Guía Crítica está disponible comercialmente. Se invita a las empresas que han desarrollado nuevos materiales de este tipo, que busquen obtener el Reconocimiento de Guía Crítica para estos nuevos materiales.

Las compañías que estén considerando utilizar dichos materiales nuevos y no están seguros de su compatibilidad con el reciclado, deberán solicitar a su proveedor que proporcione los resultados de las pruebas de APR.

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-03-heat-history-discolor-screening.pdf

PRUEBA DEFINITIVA

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-CG-01-critical-guidance.pdf

Aditivos degradables (foto, oxo o bio)

El PET reciclado está pensado para ser utilizado en nuevos productos diseñados para cumplir con estándares particulares de calidad y durabilidad. Los aditivos diseñados para degradar el polímero reducen la vida del material en la aplicación inicial y, pueden también acortar la vida útil del producto fabricado con el RPET, posiblemente comprometiendo su calidad y durabilidad. Estos aditivos deben o bien de ser separados y removidos del PET en el proceso de reciclado o bien no tener efecto adverso en el RPET en futuras aplicaciones. Cuando sean utilizados su contenido debe ser reducido al mínimo posible para maximizar el rendimiento del PET, limitar la contaminación potencial y reducir los costos de separación.

PRUEBA DE SELECCIÓN PRELIMINAR.

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-PET-S-06-degradable-additives.pdf

PREFERIBLE

Aditamentos de PET incoloro con un punto de fusión cristalino compatible

Los aditamentos hechos del polímero base son recuperados y reciclados junto con el polímero base, sin causar contaminación o baja en el rendimiento, generando así mayor valor.

PERJUDICIAL

Aditamentos de papel

El proceso de reciclado de PET involucra el uso de lavado con una solución cáustica caliente que remueve los adhesivos y otros componentes. Este proceso convierte al papel en una pulpa la cual es muy difícil de filtrar y separar del líquido, añadiendo una carga adicional importante al sistema de filtrado y al de tratamiento de aguas. Algunas de las fibras individuales del papel, permanecen en la corriente de PET y se carbonizan cuando el material es extruido causando una degradación en la calidad inaceptable.

Aditamentos soldados

Una parte del aditamento soldado no puede ser separada del PET en el proceso de reciclado. Estos aditamentos, aun cuando sean molidos y floten, causan contaminación y merma en el RPET, en ambos casos: cuando la parte del envase de PET al cual están unidos, después de molidos no flotan, o también cuando la parte molida si flote.

RFDI (Identificadores de Radio Frecuencia) en envases, etiquetas o tapas

A menos de que sean compatibles con el reciclado de PET y se haya demostrado que no crean ningún problema por su disposición, por los materiales que contienen, el uso de los RFDIs no es deseable porque baja en rendimiento de PET en el reciclado, introduce contaminaciones potenciales e incrementa los costos de separación.

Poliestireno (PS)

El Poliestireno tiene una densidad >1.0 por lo que se hunde en el agua y permanece junto con el PET en el tanque de flotación. No es compatible con el PET y puede causar serios problemas de procesado y en la aplicación final.

LO HACEN NO-RECICLABLE

Aditamentos de PVC y PLA

Ambos materiales son extremadamente difíciles de remover en el proceso de reciclado debido a que tienen densidad similar a la del PET, por lo que se hunden junto con el PET en el tanque de flotación. Ambos causan una degradación severa en la calidad del PET reciclado, aun en cantidades muy pequeñas.

REQUIERE PRUEBAS

Aditamentos metálicos, metalizados o que contengan metales

Ejemplos de éstos incluyen sustratos de película metálica o metalizada que se hunden en el agua. En el proceso de reciclado estos elementos, ya sea son identificados y separados junto con el envase de PET, en las primeras etapas del proceso, causando una merma o, si pasan y siguen en el proceso de reciclado causan un problema de contaminación. Dado que son más pesados que el agua, se hunden junto con el PET en el tanque de separación por flotación.

Si un aditamento metalizado provoca que un envase de PET no pase la prueba de identificación y clasificación, se le considera como No-Reciclable ya que es removido del sistema y desechado. Si un aditamento metalizado llega a pasar la etapa de clasificación, es considerado como Perjudicial para el reciclado, ya que contamina la corriente de PET.

PRUEBA BENCHMARK

https://plasticsrecycling.org/staging/images/Design-Guidance-Tests/APR-SORT-B-03-metal-sort-protocol.pdf